RPA y la automatización de procesos: la gestión de las expectativas… ¿se cumplen realmente las promesas de ahorro?

En el mundo del RPA (Robotic Process Automation), a la dificultad de poder generar business case teóricos atractivos debido al precio de las licencias, se suma la dura realidad de realizar el despliegue y ver que algunas de las hipótesis de automatización inicialmente contempladas no se cumplen.

La implementación de los robots no es un camino de rosas, y la parametrización de los diferentes elementos, así como conseguir que trabajen de forma fiable y continuada, no es tarea sencilla. Por otro lado, Robotic requiere de un entorno de trabajo con unas ciertas condiciones para que las herramientas comerciales actuales puedan desplegarse. Las cifras impactantes de ahorros en los entornos de los 60-80% se ven muchas veces corregidas a la baja a entornos del 20-40%, que en cualquier caso siguen siendo cifras extraordinarias. ¿Qué otra metodología/solución/herramienta es capaz de generar mejoras de la productividad equivalentes?

Para evitar fracasar en el empeño, una de las claves es gestionar correctamente las expectativas; seamos cautelosos y cuidadosos a la hora de generar el Business Case. Es muy importante seleccionar los procesos y/o tareas a automatizar, así como las herramientas/soluciones que se quieren utilizar. Con la tecnología actual se pueden automatizar muchas tareas, pero para ello hay que utilizar las técnicas adecuadas (ni matar moscas a cañonazos, ni pretender cazar ratones con un matamoscas). Y luego, adoptar el modelo de negocio más indicado y que maximiza la rentabilidad y fiabilidad de la solución. ¿Es el modelo de licencias el más adecuado? Pues dependiendo del perímetro de procesos/tareas que se pretendan automatizar, y del modelo de despliegue que se quiera implementar, se pueden abordar diferentes modelos de negocio. RPA, es decir Robotic, se comercializa como un producto tecnológico, y por lo tanto se aplica un modelo de licencias. Pero existe otro enfoque, sustitutivo o complementario al anterior, que se basa en considerar la automatización como una solución/servicio que se engloba en la estrategia de mejora de la eficiencia de una organización. Bajo este prisma, las Soluciones de Automatización combinan tecnologías adicionales a la robótica (algoritmia e integración principalmente), y como tales, se plantean como soluciones ad-hoc que han de resolver necesidades concretas de los clientes. Esto permite ampliar el perímetro de trabajo, y, en muchas ocasiones, lo más adecuado para el despliegue de estas soluciones es plantear un modelo de servicio basado en un business case, y que sean los números los que dicten sentencia. Desde Bip Financial Services perseguimos que la solución que escoja el cliente sea la que más se ajuste a sus necesidades y a sus expectativas de transformación de su entorno de operaciones y /o negocio.

A pesar de que pueda estar cundiendo un cierto desencanto o decepción ante las promesas iniciales incumplidas, ¿podemos permitirnos el lujo de renunciar a estas mejoras potenciales de eficiencia por ser éste un camino complejo, y sentarnos a esperar viendo lo que hacen otros? En nuestra humilde opinión, ésta es una senda que hay que explorar sí o sí con el objetivo de encontrar la solución que mejor se ajuste a cada organización.

Escrito por Raúl Serrano, Senior Manager de Bip.

CompartirShare on LinkedIn42Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.

*